argumentación jurídica

¿Dispones de los recursos necesarios para realizar una argumentación jurídica que genere la total atención del tribunal? o ¿Qué estrategias estas aplicando para estructurar una argumentación eficaz en un juicio?

Como abogado que estás en el ejercicio en el día a día, sabes que uno de las atributos más importantes que debe poseer todo jurista es la capacidad de persuadir.


El ejercicio de la abogacía es una actividad meramente técnica. Mejor abogado es aquel que maneja con mayor soltura ciertas reglas técnicas relativas al uso de preceptos jurídicosEn ese contexto, estas últimas aparecen como los medios más idóneos para la obtención de ciertos fines.

El recien egresado de la carrera de derecho usualmente carece de esta importante habilidad, en razón de que en la facultad de derecho no enseña en que consiste el oficio del abogado y en como utilizar algunos mecanismos con el objetivo de obtener resultados prácticos.

Nos enseña conceptos y conocimientos teóricos, pero no nos enseñan a usar esas reglas para ganarle un caso a la contraparte. 


En la universidad no nos enseñan, ni siquiera como base elemental el uso técnico en sentido restringido de las normas o reglas jurídicas.

A diario observo a muchos juristas litigando en los tribunales y dentro de las debilidades que puedo percibir en ellos, es que al exponer sus razonamientos y argumentos jurídicos son poco convincentes.

Dichas carencias ocurren por varios factores, como por ejemplo:

  1. Exponer discursos muy extensos que tienden a cansar al tribunal.
  2. Los argumentos no se presentan de una manera lógica y secuencial.
  3. No tienen idea de las estrategias de defensa de la parte contraria o cuáles son sus pretensiones, entre otros vicios que más adelante te voy a presentar.


Ante tal situación, me propuse a investigar de manera exhaustiva aquellas técnicas de argumentación jurídica que le podrían ser eficaz al profesional del derecho que adolece de habilidades para desarrollar un buen argumento.



Es por ello que me he auxiliado de textos que tratan al respecto; así como de personas expertas en la materia, con la finalidad de brindarte algunos métodos de argumentación jurídica que podrían ser de mucha utilidad para ti.

Elementos básicos que debes saber


Antes de entrar en materia, creo pertinente mostrar algunos conceptos básicos propias del argumento jurídico del derecho.

El concepto tradicional de la argumentación jurídica viene dado como el conjunto de reglas y conocimientos para persuadir de una manera convincente y con un objetivo claro para adecuar su elaboración a ella, es decir, es un acto de exposición con la base científica de lo probable.

El argumento jurídico en lo que respecta al jurista, tiene una serie de funciones durante el ejercicio de la profesión, los cuales te voy a nombrar algunas:

 * Tratar de hacer que el tribunal acoja la tesis o teoría que el abogado a defendido.

* Elaborar y estructurar adecuadamente los argumentos que versan en los escritos de alegatos, agravios, además de su estructura en forma oral.

* La argumentación jurídica le brinda al jurista los métodos suficientes para incrementar su capacidad persuasiva en el proceso de negociación de un conflicto de intereses entre las partes involucradas.

Situaciones o circunstancias donde argumenta el abogado


Demanda y contestación

 La demanda es la etapa inicial, es por ello que se debe trazar una estrategia a seguir y tomar en cuenta algunos aspectos que son importantes, tales como:

  •  El tipo de juicio: si es penal o civil.
  • El tipo de tribunal: tribunal penal, civil, laboral, etc.
  • Las pruebas con las que se cuentan: si son favorables a nuestras pretensiones o contrarias.

Todos estos factores son de vital importancia para determinar cómo se va argumentar, con el objetivo primario de obtener una solución favorable.

Contestación de la demanda: nos brinda la oportunidad para diseñar y plantear tácticas argumentativas que proporcione rebatir los cargos y los argumentos de la contraparte; pudiendo basarse bajo las siguientes línea de defensa:

  • Negar los cargos impugnando los medios de pruebas o la hipótesis planteada por la parte contraria.
  • Formular argumentos que debiliten la teoría del caso de la contraparte. 

Argumentación Jurídica en la etapa de alegatos


Para COUTURE, alegación es la acción y efecto de exponer los argumentos, motivos o razones a favor de la tesis que se sostiene al juicio.

Elementos de la argumentación jurídica (Tipos de alegatos) 

  1. Alegatos de apertura: el jurista en un juicio oral deberá presentar su teoría del caso; entre los cuales el abogado podrá:
  • Mostrar los hechos de una manera clara y su relación con el derecho y no hacer conclusiones.
  • Empeñarse en demostrar su teoría del caso con los medios de pruebas que cuenta.
  • Identificar a los actores principales del caso.

    2. Alegatos de clausura: es un argumento o discurso jurídico relacionado con lo que se probó a través de las pruebas que presentamos, así como la relación entre los hechos y las teorías jurídicas que se ajustan a nuestro alegato.

Una vez explicado estos puntos, y no sabes como hacer un argumento jurídico en un tribunal. A continuación te voy a mostrar 5 recomendaciones que podrías utilizar para exponer un excelente discurso jurídico en un juicio:

#1 El tribunal nos oiga

argumento jurídico del derecho

Los jueces usualmente están abarrotados de trabajo. Hay por ello frecuentes lecturas muy triviales o superficiales de las actuaciones.

Generalmente los magistrados dictan sus decisiones sobre los medios de pruebas aportados en el juicio y de las pretensiones en juego planteadas por cada una de las partes involucradas.

No hay un sentimiento de frustración para un jurista que admitir que ha perdido un caso por el simple alegato de que el tribunal o el juez no ha leído sus escritos.

Muchos abogados con la finalidad de ser escuchados por el tribunal entienden razonable recurrir al vulgarmente llamado alegato de oreja que consiste en entrevistar al magistrado y so, pretexto de pedirle celeridad o que estudie el asunto bien, petición esta que podría resultar ofensiva.

#2 El tribunal nos entienda bien

argumento jurídico del derecho

En relación con esto, es menester ponderar las siguientes pautas:

  • Ser breve, claro, conciso. Usar un estilo llano.
  • Describir con la mayor precisión y, en lo posible, plantear el conflicto de intereses que hay en juego, sin tecnicismos.
  • Presentar ordenadamente los argumentos, distinguiendo cuidadosamente los principales y los subsidiarios y dando el necesario relieve a los primeros.
  • Hacer una síntesis de nuestra posición; es decir, realizar un pequeño resumen al comienzo, en la que se precisará cuáles son las cosas que nos proponemos a demostrar. Otra al final, en la que se resumirá de qué modo creemos haber demostrado lo que nos habíamos propuesto demostrar.

#3 Identificar los puntos de vistas de la contraparte y el del juez

argumento jurídico del derecho

Podremos reforzar nuestra argumentación jurídica en un juicio oral tratando de persuadir al tribunal de que tenemos mejores argumentos que la contraparte.

Por tales razones:

  1. Es importante estudiar a fondo las pretensiones del abogado que nos adversa y los argumentos en que las sustenta.
  2. Verificar en qué medida están probados los hechos que da por probados.
  3. En que medida las normas que alega son probadas, frente a las circunstancias del caso y las conclusiones que extrae de ellas.
  4. Identificar bajo qué criterios el tribunal toma sus decisiones, por lo que es vital esta parte.

#4 Presentación de caso

argumento jurídico del derecho

Presentar el caso en cuestión de modo que la solución que promueve aparezca lo menos alejada posible de lo ya establecido.

Existe en los jueces una profunda inclinación a seguir los precedentes. Esto se justifica por dos razones.

  • Porque la adopción del punto de vista generalmente aceptado es sinónimo de objetividad y por lo más equivalente de ella.
  • Porque si hay algo que parece ser un incuestionable principio de justicia, es que hay que tratar de igual manera los casos iguales.

#5 Evitar agresiones verbales

argumento jurídico del derecho

No usar la agresión verbal como arma de persuasión, debido a que esa arma no da ningún tipo de efectos positivos.

Para lograr los resultados que perseguimos, no hay necesidad de gastar nuestros esfuerzos en que la barra que nos adversa es un desleal.

Los abusos del lenguaje, el sarcasmo encarnizado, no conducen a nada bueno. Más bien disponen en contra de quien recurre a tales formas.

Vistos con objetividad, parecen recursos retóricos dirigidos a ocultar el hecho de que no se cuenta con buena argumentación jurídica en el juicio oral, o que saber usar bien los que tiene, puede permitirse ser cortes y comprensivo.

Eso ayuda a ganar pleitos. Ayuda también a merecer respeto y la consideración de los demás y a ser mejor de lo que uno es.

Aquí te dejo un audio, titulado: El arte de convencer; donde participan estudiantes de derecho y ciencias políticas y se enfrascan en debates judiciales para ser un mejor orador.

Esto te puede permitir desarrollar excelentes argumentos jurídicos en un estrado. Te lo recomiendo, es muy interesante la temática que ellos utilizan.  

Además te voy a proporcionar este excelente vídeo de Miguel Carbonell, sobre realizar una buena argumentación jurídica.


Breve resumen de la argumentación jurídica

Aunque ya he hablado de como estructurar y exponer un buen argumento jurídico, aquí te realizo una síntesis de algunos puntos que son esenciales y que forman parte de la argumentación jurídica.

* Prepararse bien. No se puede argumentar bien jurídicamente sin un buen conocimiento de nuestra especialidad, de los materiales jurídicos, y de los instrumentos adecuados para manejar aquellos materiales.

* Efectuar una exposición bien clara, razonablemente informativa, que estimule la discusión y prepare de alguna forma para el final persuadir al auditorio.

* Evitar repetir siempre lo mismo al momento de exponer tus argumentos; ser breve y conciso. La amplitud excesiva del discurso aumenta las probabilidades de cometer errores y corre el grave riesgo de generar cansancio y poco interés en el oyente.

* No caer en la tentación de las agresiones verbales. Esto no trae ningún resultado.


Conclusión

Una de las razones que me motivó estudiar derecho fue observar a prominentes juristas exponer sus argumentos jurídicos con una maestría tal que deleitaban al plenario.

Sin embargo, viendo la otra cara de la moneda, observaba abogados que al momento de exponer sus argumentos eran totalmente paupérrimos y eso se evidenciaba en los fallos que eran contrarias a sus pretensiones.

Aplicar estas recomendaciones son elementales para todos aquellos que sienten la necesidad de mejorar en la profesión del derecho y que les permitan potenciar el razonamiento o argumentación jurídica. Espero que las mismas puedan ser útil para ti. 

¿En qué medida te sirvió el post?, ¿sabes otros tips que podemos utilizar para mejorar en nuestros argumentos? Comparte tus impresiones al respecto en la sección de comentarios y comparte el contenido en las redes sociales.

Referencias 

*Como Estudiar y Como ganar un caso de la autoria de Genaro R. Carrió.*