Saltar al contenido

Derecho Privado

derecho privado

Actualmente, el derecho posee una serie de doctrinas legales y regulaciones que impactan en diferentes ámbitos de la sociedad y de la vida cotidiana de las personas.

Entre ellos, podemos encontrar el concepto de derecho privado según autores diferentes, el cual se encarga sobre lo referente a las relaciones entre particulares.

A diferencia del derecho público (que se encarga de la relación de los individuos con el Estado), el privado tiene un impacto directo en situaciones como los contratos de trabajo o las relaciones familiares, como el matrimonio o la patria potestad. 

A continuación, te presentamos diferentes conceptos de derecho privado por parte de variedad de voces, seguido de las importantes diferencias entre el derecho privado y el derecho público.

También analizaremos el papel de las autoridades que regulan las distintas áreas del derecho privado, seguido de una semblanza histórica de esta rama del derecho, desde su origen en Grecia y en el Imperio Romano, hasta el papel que ha jugado el capitalismo en la actualidad.

Finalmente, hablaremos de sus diferentes clasificaciones, con ejemplos concretos de cada área como el derecho civil, el derecho comercial, el derecho internacional privado y el derecho agrario o rural. 

Sigue leyendo para conocer esta guía completa sobre el derecho privado en la actualidad y las garantías que ofrece a las personas:

Concepto de derecho privado

De acuerdo al Diccionario Jurídico Mexicano escrito en 1994 (autor: Federico Jorge Gaxiola Moraila), de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el término derecho privado proviene del latín privatum jus y se refiere a las normas legales que conciernen a los particulares.

Por otra parte, y de acuerdo al antiguo jurista de origen romano, Ulpiano (de origen fenicio, tutor y consejero del emperador Alejandro Severo) el derecho privado se definía como privatum, quod ad singulorum utilitatem, que se traduce del latín como “el derecho que pertenece a la utilidad de cada individuo”.

De acuerdo al conocido autor jurídico Julio Rivera, el derecho privado, además de ocuparse de las relaciones entre individuos, interviene cuando el Estado actúa como un particular, es decir, cuando no ejerce  potestad alguna de tipo público, como por ejemplo, cuando se establece una sociedad o empresas que poseen una personalidad jurídica y en las que los organismos del Estado establecen poder de decisión o parte del capital de acuerdo a las normas del derecho mercantil.

Otro ejemplo de cuando el Estado adquiere una posición legal de particular es cuando se establece algún contrato de compraventa o renta de un inmueble con un particular para uso de la administración pública.

Origen del derecho privado

La historia es para algunos un hecho reciente de la humanidad, mientras que para otros se considera que tuvo su origen en la antigüedad. La polémica es en torno a que las relaciones humanas han cambiado con el tiempo y han aparecido nuevas formas de relacionarse, lo que en definitiva altera nuestra idea del derecho privado.

Por otro lado, no se puede entenderlo sin la noción de derecho público, por lo que estas dos ramas siempre han ido creciendo de la mano y pueden, en ocasiones, invadirse.

Aún así, es importante saber que los fundamentos de lo que hoy se considera derecho moderno están en la historia antigua y hay que remontarse a la política de la antigua Grecia para poder tener un claro entendimiento de lo que en el presente se entiende como derecho privado.

A continuación realizaremos una semblanza de la evolución de estos conceptos.

Antigua Grecia

En la conformación política de la Grecia antigua surgieron tres conceptos que hoy en día se consideran fundamentales: la ley, la ciudad y el ciudadano. Estos tres conceptos han terminado por delinear y conformar lo que se considera arquitectura social.

La ley en Grecia o también llamadas “nomos” establecieron los marcos para las relaciones entre las personas y surgieron con el fin de regular la violencia y la arbitrariedad, es decir, para la sociedad griega un estado libre era en el que la soberanía recaía sobre la ley y no en quien ejerciera el poder: el gobernante.

El ideal de vida en ese entonces era el hecho de que las personas estuvieran sometidas a estas leyes y funcionasen con respecto a ellas. 

Por otro lado, el concepto de ciudad proviene del término polis que es como se denominaba a los asentamientos humanos. Su estructura conlleva un establecimiento de urbanidad y está compuesto por las tierras de propiedad perteneciente a los habitantes de estas ciudades.

Las polis estaban comprendidas por ciudades cerradas por murallas, campos de cultivo y las áreas que comunicaban a la ciudad con el exterior, ya se por puertos o por otros medios. 

El ciudadano era por tanto un miembro de esta sociedad libre, compartía derechos con el resto de los ciudadanos en esta sociedad y era un beneficiario de las franquicias que esta brindaba. Posteriormente, apareció el comercio con otras áreas geográficas y la necesidad de proteger los beneficios de estos ante los ciudadanos.

Surgieron así, tratados como el de Sardes y Efeso que establecían leyes de protección recíproca de los bienes y las personas, y si había algún conflicto se debía resolver por tribunales.

En Roma

En la Roma antigua se fundamentó el concepto de derecho privado y evolucionó con diferentes períodos históricos que parten del derecho romano arcaico, pasando por el derecho romano preclásico, el derecho romano clásico, el derecho romano posclásico y hasta el derecho romano justiniano.

Aquí se fundamentó la noción de derecho público, el cual estaba dividido en tres áreas:

  1. Sacro: el cual tenía que ver con los cultos divinos, sus rituales y, además, sus sacrificios.
  2. Sacerdotal: se refería a la organización y administración, repartición de funciones y diferentes prerrogativas para los representantes del poder divino.
  3. Magistratus: estaba relacionado a las atribuciones de las asambleas populares y del senado; establecía regulaciones sobre el número de participantes, su naturaleza y las atribuciones dadas.

Por tanto, el derecho público estaba establecido como una forma de gobierno y las funciones del Estado, así como su relación con las personas y lo que pudiera ocurrir con otros Estados.

Por otro lado, el derecho privado surgió como la necesidad de regular las utilidades de los particulares, así como sus relaciones y acciones.

En aquel entonces, dichas regulaciones podían ser modificadas a voluntad de los individuos y de aquellos que provenían directamente de las familias que vigilaban las relaciones interpersonales o patrimoniales.

El derecho privado estaba clasificado como derecho natural, derecho de gentes y derecho civil. El primero estaba determinado por las legislaciones que la naturaleza tiene sobre los seres humanos, como la vida o la muerte, y consideraba al ser humano como un individuo dotado de razonamiento y con consciencia de sí mismo.

El derecho de gentes era el que contemplaba las regulaciones que se podían aplicar a los pueblos no pertenecientes a Roma; mientras que finalmente la noción de derecho civil colocaba las reglas específicas para cada población.

En ese momento, el derecho privado funcionaba como un sistema de justicia privada o de “autodefensa”, primordialmente en los sectores civiles y penales, en los cuales los magistrados podían únicamente tener un papel como de árbitro y no podían imponerse. Por lo tanto, el jus privatum, como se lo conocía en ese entonces, estaba completamente sujeto a las decisiones y voluntades de los particulares involucrados.

En estos casos, la jurisprudencia funcionaba como fuente regidora y cuando el Estado comenzó a tener una mayor intervención resolviendo las controversias entre particulares, el sistema de “autodefensa” o “autojusticia” empezó a pasar a un segundo plano y a perder importancia y poder.

El Estado comenzó a establecer regulaciones conforme al concepto de “bien común”, lo que fortaleció a las autoridades y debilitó al poder político y jurídico de las familias.

Edad Media

Las nociones de derecho romano habían invadido Europa y en la Edad Media se buscaba renovar las instituciones jurídicas, además de que se había impuesto la religión cristiana y sus legislaciones estaban por encima de cualquier otro tipo de jurisdicción. 

Para el año 313 con el Edicto de Constantino, la religión cristiana se hace la fe oficial del imperio, aunque seguía dependiendo de la voluntad del emperador.

Para el siglo VII, se declara la victoria del papado sobre el imperio y la iglesia impone su poder basado en la Ley Divina. Para este derecho divino, la única ley primordial válida era el nuevo y el viejo testamento, y el derecho eclesiástico establece la normativa en términos de relaciones personales por encima del concepto de derecho privado romano.

Europa Medieval

Para la Europa Medieval, las nociones de derecho privado y público entran en una retórica confusa; hay una falta de orden y en consecuencia cada caso se puede resolver de diferentes formas en cada territorio. Los tribunales operan con cierta autonomía y determinan legislaciones específicas en cada caso.

Para el Siglo XVI y XVII, en Francia se establecen nuevas leyes del bien común que comienzan a influir en otros territorios. Es para estos momentos cuando se empieza a necesitar de principios sólidos y brindarle a las autoridades criterios y responsabilidades en la resolución de controversias de orden público y privado.

Derecho privado en un cuadro sinóptico: modernización y actualidad

Con la llegada de los siglos XVII, XIX y XX surgieron conceptos como la propiedad privada, las primeras nociones ideales de derechos humanos, así como las independencias de las colonias, las fuerzas de producción y de trabajo.

Todas estas ideas dotaron al derecho de nuevas nociones y operaciones que terminaron por afectar a las relaciones civiles, comerciales, mercantiles e internacionales.

Si bien existe una clara influencia de las nociones de derecho público y privado de la legislación romana en la actualidad, ha sido el capitalismo la fuerza que más se ha impuesto en la regulación de las relaciones entre individuos y el Estado

El capitalismo ha permitido que broten organismos independientes como los conceptos de empresa, propiedad privada como es entendida hoy en día y, sobre todo, ha dejado en claro la noción de bien común, además de los modelos de derecho privado y público que han permitido replantear las funciones normativas del Estado en su relación con los individuos.

Ramas o clasificación del derecho privado

Si bien hemos entendido que este regula las relaciones de los particulares a nombre propio y deriva en obligaciones y beneficios, contiene diversas ramas que atienden a diferentes necesidades de la vida social y humana:

Derecho civil

Se considera la clasificación más importante del derecho privado y tiene como finalidad garantizar las libertades individuales y civiles de las personas.

Es el tipo de derecho que más afecta a la vida cotidiana y a los diferentes estados de las personas, así como a sus bienes, patrimonio y al tráfico de estos. Establece aspectos que regulan las uniones civiles, la familia, así como los derechos que tenemos las personas sobre nuestras posesiones de bienes muebles e inmuebles.

El derecho civil suele estar contenido en el Código Civil y en las legislaciones particulares que afectan a estos hechos. El objetivo es la protección y la defensa de las personas, así como brindar obligaciones a los particulares que se involucran en esas relaciones o actividades.

Ejemplos de derechos civiles 

La nacionalidad, el registro de nacimiento, el matrimonio, los divorcios, las relaciones de paternidad, la patria potestad, la ausencia de un padre, la regulación de un fallecimiento, así como las tutorías o las situaciones donde una persona no puede regirse por sí misma y necesita que otro individuo la ayude a obrar.

También regula los bienes que existen en los matrimonios, los testamentos, los contratos civiles, así como la adquisición de bienes, además de los contratos, prendas e hipotecas.

El derecho civil también contempla las responsabilidades civiles cuando un individuo afecta o daña propiedades privadas, así como los bienes del Estado. 

Adicionalmente, el derecho civil interviene en la formulación de contratos, negocios, relaciones de trabajo o cualquier relación mediada por documentos legales que establecen derechos y obligaciones, como la renta de un inmueble.

Derecho mercantil

Esta rama se encarga de regular las relaciones jurídicas en las que se persigue un fin comercial, es decir, la relación entre productores y consumidores está regulada por las leyes mercantiles vigentes.

Ejemplos de derechos mercantiles 

Aquí entran en consideración los derechos y obligaciones de empresarios, así como de sociedades con fines comerciales, y los de las empresas como instituciones privadas, la posición de los socios y las distintas formas que se pueden adquirir al formar una sociedad (sociedad anónima, sociedades de responsabilidad limitada, cooperativas). También, entra en este grupo la administración y compraventa de activos y acciones, las participaciones de mercado, la regulación y control de monopolios.

También entran en esta pauta las entidades bancarias, las que ofertan y venden seguros, así como los fondos de inversión. Por otro lado, las leyes mercantiles brindan el derecho a la libre competencia, el uso de marcas, nombres comerciales y el registro de las propiedades de productos, patentes, ideas y modelos de utilidad.

Adicionalmente, se contemplan la quiebra de empresas, formatos o contratos comerciales como letras de cambio, cheques y operaciones bursátiles, además de los créditos y las ofertas de relación entre consumidores y productores.

Derecho internacional privado

Busca regular la vida de las personas cuando esta adquiere un carácter internacional, como por ejemplo, los conflictos de competencia internacionales, las polémicas de leyes internacionales, así como la cooperación procesal.

Y como una prioridad, la condición jurídica de los extranjeros en un territorio. Esto es debido a que cada país dicta sus propias normas de derechos privados y eso puede generar conflictos o contraposiciones entre ellos.

Ejemplos de derecho internacional privado 

divorcios entre personas que tienen una nacionalidad diferente, adopción o tutela de menores con una nacionalidad distinta, seguimiento de casos de indemnización por accidentes de tránsito en un país distinto al de su nacionalidad, gestiones de herencias de extranjeros que han fallecido en un país diferente al propio, así como contratos entre empresas de distintos países.

Otros ejemplos son la solicitud de embargos que implican trámites transfronterizos, control de bienes muebles e inmuebles de extranjeros, así como control de estos en los casos de condenados por causas penales.

Adicionalmente a estos tres tipos de derechos se suma el derecho internacional a los derechos humanos, los derechos marítimos con fines privados, así como las operaciones espaciales.

Diferencias entre derecho publico y derecho privado

Mientras el derecho privado regula las relaciones de carácter privado, el derecho público se encarga de la relación de los particulares y el Estado. La distinción entre estos se establece históricamente en el Digesto (una compilación de textos jurídicos escritos por los juristas romanos en el Siglo VI).

Adicionalmente, para Eduardo García Máynez, jurista y filósofo del derecho mexicano, “la distinción entre el derecho público y privado es el eje en torno del cual gira la jurisprudencia técnica en su aspecto sistemático”.

Por lo tanto, podemos entender que el derecho privado trabaja en favor de los intereses de los individuos y está directamente enlazado a las relaciones civiles, comerciales, laborales, de derecho agrario o rural, de minería y de la energía, de la navegación y del derecho internacional privado.

Por su parte, el derecho público se encarga de regular las relaciones entre el Estado y los ciudadanos que son parte de una sociedad, y está formado por el derecho constitucional, administrativo, financiero, penal, procesal, político, tributario, internacional público, municipal, comunicaciones, aduanas, sanidad, penal militar, electoral, notarial, el seguro social, el derecho consular, diplomático, parlamentario, marítimo, aéreo y espacial.

El derecho público tiene como fin el interés de la sociedad como un todo, mientras que el derecho privado se encarga de lo que le es útil a cada particular de forma individual.

Para que sirve el derecho privado

Este se encarga de las normas y procura la conducta de los individuos cuando estos están actuando como representantes de un patrimonio, así como en las relaciones familiares o en un grupo social específico.

De ese modo, el derecho privado establece normas y parámetros entre individuos, y para cumplir su labor cuenta con las siguientes:

Características

* El derecho privado está basado en garantizar la autonomía y la libertad, es decir, que las personas tienen permitida cualquier tipo de actividad civil o comercial mientras que esta no rebase lo establecido por la ley.

* Se brinda igualdad a las partes involucradas y establece responsabilidades, garantías y obligaciones a los particulares que intervienen en dicha relación.

* Permite al Estado actuar como un particular y lo dotará de cualidades específicas, como la pérdida de soberanía, ya que ante la ley funcionará como un individuo.

* Por lo tanto, el Estado no puede ejercer ningún tipo de coacción.

* Se considera un derecho positivo, pues establece normas que resuelven los probables conflictos entre los involucrados o las leyes pertinentes.

Quien regula el derecho privado

La igualdad es el valor más representativo del derecho privado y se fundamenta a partir de la autonomía de la voluntad, es decir, está amparada por el hecho de que los individuos pueden realizar cualquier acto de forma libre según lo dispuesto en la ley.

La regulación está protegida en función del área del derecho que establezca esta relación, lo que quiere decir que si hablamos de la relación entre familiares, interviene el derecho civil; mientras que para las relaciones comerciales lo hace el derecho mercantil, por poner algunos ejemplos.

Hacia un entendimiento del derecho privado

Como hemos observado y respondiendo a la pregunta para qué sirve el derecho privado, nos encontramos ante un panorama que busca establecer un bien común, es decir, asegurar que las personas puedan vivir libremente y ejercer acciones que garanticen su autonomía, su independencia y la vida privada. 

El derecho privado establece en sus principios las garantías individuales y ofrece los fundamentos necesarios para establecer la autonomía de voluntad, pues cada persona, institución o empresa persigue sus propios bienes, y construye su vida y relaciones con el objetivo de alcanzar estos fines, así que protege este potencial y abre las puertas a la equidad.

Es por ello que el derecho privado opera en función siempre del principio de igualdad, y se les da tanto obligaciones como beneficios al adquirir estos derechos, tales como pueden ser los derechos patrimoniales o de carácter familiar.

Como particulares podemos gozar de nuestras libertades y generar un crecimiento que garantice, no solo el empoderamiento personal, sino también el trabajo y la correlación con otros, el proteger a las familias, sus bienes y las cualidades personales que cualquiera puede adquirir, como el derecho al matrimonio o a establecer contratos de trabajo.

El derecho privado siempre tendrá como fin el respeto a los contratos, acuerdos y a la vida humana, además de que nos permite ordenar nuestras organizaciones privadas como empresas, a  fin de que exista una sana competencia y de que se puedan resolver las controversias que se suscitan entre las relaciones humanas, familiares, civiles, mercantiles o bursátiles.

Además, el derecho privado nos permite la creación de personalidades jurídicas y garantiza que contemos con las herramientas para ser considerados personas físicas con actividad empresarial o personas morales, lo que amplia el crecimiento personal, la formación de sociedades y el impulso a la economía.

De ese modo se genera rentabilidad con la creación de empresas, negocios y el alcance que estos puedan tener al garantizar y permitir la relación con extranjeros.

Como conclusión, luego de exponer el concepto de derecho privado, podemos decir que el derecho privado ha evolucionado y hoy en día está regulado por autoridades nacionales y locales, apoyado en la jurisprudencia y en la consideración.

Además, los derechos civiles son un tronco común en todas las ramas del derecho privado y permiten la creación y consolidación de relaciones interpersonales, comerciales, laborales y de sociedades.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Derecho Privado: Concepto, Origen, Clasificación y Características
Author Rating
51star1star1star1star1star