Saltar al contenido

Derecho Constitucional

Dentro de la teoría del derecho, el concepto de derecho constitucional se define como la disciplina científica que delimita la función, organización y alcances del Estado, es decir su ordenamiento jurídico, sobre el que se construyen las leyes y cuya normativa se establece a partir de un documento rector, definido como Constitución.

A continuación, para su estudio, te compartimos los siguientes apuntes, redactados para presentar en síntesis, la información y temas más relevantes acerca del derecho constitucional.

¿Qué es un derecho constitucional?

En términos generales, el derecho constitucional estudia la normatividad y leyes que fundamentan el funcionamiento y alcances de un Estado y por ende, la identidad misma de un pueblo o nación en tanto todo Estado es una entidad política emanada de los mismos.

El derecho constitucional viene a delimitar en ese sentido, pues, las diversas entidades, manifestaciones y alcances en términos de poder social, político y jurídico de ese mismo Estado en cuanto todos ellos emanan de lo establecido por la Constitución como su documento rector, que así mismo los legitima y los regula.

Es a partir de la misma, que un pueblo o nación definen los términos de convivencia entre el individuo y el Estado, entre ciudadanos e incluso entre un Estado y otro en términos políticos, jurídicos, mercantiles y por medio de derechos y obligaciones para, fundamentalmente, alcanzar y asegurar la felicidad de todos su integrantes.

Características

✤ Funciona, para el gobierno, como un límite, y para los gobernados —los ciudadanos—, como garantía, pues de la Constitución emanan tanto las regulaciones del Estado, como los derechos fundamentales del hombre.

✤ Es jerárquicamente superlegal, pues el resto de las ramas del derecho positivo se subordinan al ordenamiento jurídico constitucional.

✤ Su normatividad tiene obligatoriedad y supedita la voluntad de todos los individuos, funcionarios y entidades, generando un estado de derecho.

✤ Cuando la nación está organizada bajo un régimen federal (como es el caso en la mayoría de América Latina) el derecho constitucional se divide en derecho constitucional nacional, provincial y municipal; y su jurisprudencia coexiste en una jerarquía limítrofe hacia la división superior.

✤ Su estudio puede dividirse en la teoría del poder, la teoría del Estado, la teoría de la Constitución y la teoría de los derechos humanos.

Como surge el derecho constitucional

Se puede hablar de derecho constitucional a partir del surgimiento de la Constitución y la misma, nace de la mano con la definición moderna del Estado, a finales de la Edad Media y bajo la influencia ideológica del individualismo, el libero-individualismo y el liberalismo económico.

Estas doctrinas filosóficas van exigiendo ya una forma legislada e impermeable para la organización del Estado y buscan desprenderse del fundamento de la costumbre; el medio para lograrlo es la generación de cartas constitucionales.

Previamente puede localizarse la influencia del cristianismo y en específico, de Santo Tomás de Aquino, una aportación a la teoría aristotélica-romana en el concepto de libertad, que se basa en el libre albedrío del ser humano.

Para comienzos del siglo XVIII, los movimientos ideológicos racionalistas inician las revoluciones intelectuales de la época y así mismo, postulan una sociedad basada en principios estables.

La evolución de la normatividad constitucional, a partir de este punto, toma derroteros divergentes que intiman directamente con la historia particular de cada uno de los Estados o naciones en el mundo y es atravesada por la liberación de las colonias americanas y otros movimientos sociales históricos, que dan forma a los documentos actuales de cada país.

Definición de Constitución

En términos históricos, la Carta Magna del 5 de Julio de 1215, con la cédula del rey de Inglaterra Juan I, “Juan sin tierra“, puede ser considerada como el antecedente de las constituciones modernas.

Debido a los abusos de sus privilegios sobre el pueblo, un grupo de barones elaboró una carta, exigiendo libertades al mencionado rey (la carta de los barones); el mismo inicialmente se negó, pero luego de que este grupo se levantara en armas, terminó por negociar, estableciendo el evento histórico de limitar la potestad del rey por medio de una concesión escrita.

Posteriormente, son teóricos como Montesquieu, Hume y los enciclopedistas, los que partiendo de antecedentes como la Constitución británica del siglo XVIII, difunden la teoría e información necesaria bajo conceptos como el contrato social.

Como se ha mencionado ya, la Constitución contiene dentro de su normatividad y estructura, el funcionamiento y ramificación del Estado.

La garantía de las libertades subjetivas (individuales) y públicas de los ciudadanos que manifiestan así mismo los derechos humanos universales y sirven como base al resto de los documentos complementarios que conforman el corpus jurídico particular y aplicable de cada nación.

Tipologías de los conceptos de Constitución

Basándose en las tipologías previas establecidas por Schmitt y Sánchez Agesta, García Pelayo propone un esquema de tipologías del concepto de Constitución que sintetizan en suma, la influencia de cada una de las grandes corrientes espirituales, políticas y sociales del siglo XIX, que así mismo, las definen como unidad.

Concepto racional normativo de Constitución. Observa a la Constitución como un sistema de normas apoyado en el supuesto de un esquema perdurable en la organización del Estado, sobre el entendido de que tanto su función como poderes emanan de las leyes y la Constitución misma y así, la soberanía, el poder en sí mismo, es por un lado impersonal y por el otro, irrevocable por el Estado mismo, excepto en el escenario en el que el mismo constituya una Asamblea Constituyente para modificarla.

Concepto histórico tradicional. Se opone a la tipología anterior en tanto considera a la Constitución la acumulación, registro de los actos parciales en una transformación permanente. Al observar en una Constitución el resultado de la historia de un pueblo particular, cancela la posibilidad racional de transferirla; de generar conceptos universales, y localiza en el Estado la capacidad de modificarla por medio de legislaciones, parlamentos u otros organismos jurídicos, y por tanto, es utilitaria y subordinada al mismo.

Concepto sociológico. En tanto la concepción racional se establece sobre la validez ineludible de la Constitución, el concepto sociológico la observa por su vigencia; si la concepción histórica observa a la Constitución como un fenómeno que sintetiza la historia misma del Estado y que se subordina al mismo, el aspecto sociológico la delimita al tiempo presente y la establece como un reflejo mismo de la legalidad de dicho Estado en ese preciso momento.

Poder político

Desde el enfoque del derecho constitucional, corresponde a la capacidad de coerción sobre la voluntad de sus ciudadanos, dentro del marco jurídico establecido por la Constitución.

Objeto de estudio

Formalmente, el derecho constitucional estudia la organización constituyente de un Estado y su propio documento rector, la Constitución, a saber desde dos criterios que quedan de manifiesto en dicha Carta Magna:

La parte dogmática

Aborda los derechos humanos fundamentales, su extensión y puntos limítrofes con las obligaciones civiles, jurídicas y penales, y las garantías del Estado para hacerlos manifiestos en todo momento y para cada individuo.

La parte o ley orgánica constitucional

Establece las jerarquías, disposiciones, criterios, reglamentos, normativas y principios jurídicos por medio de los cuales el Estado es organizado, se estructura y puede ejercer los poderes que la constitución misma le confiere.

¿Cuál es la finalidad del derecho constitucional?

Dar identidad y delimitar la organización, alcances y funcionamiento de un Estado en un gobierno democrático y liberal.

Al tiempo que esta organización limita en reciprocidad los alcances de los diversos órganos operativos, jurídicos, legislativos y rectores que lo conforman.

Ramas del derecho constitucional

El derecho constitucional se ramifica en base a las condiciones en las que el objeto de estudio se presenta, jerarquizándose en tres salidas principales:

Derecho constitucional particular

Como se mencionó anteriormente, al existir una serie de Estados con una historia y características particulares que dan lugar y originan constituciones con rasgos también particulares, un derecho constitucional sólo puede emitirse desde una perspectiva meramente teórica; pero en su operatividad, este siempre se encontrará definido por la nación a la que la constitución pertenece.

Derecho constitucional general o clásico

La forma más unificada y universal del derecho constitucional se da a partir de estudios que localizan contrastes con Estados no regidos por un sistema liberal, como es el caso de los socialistas y comunistas y las coincidencias entre diversos estados.

Derecho constitucional comparado

Diversos eruditos de la teoría del derecho, entre los que destaca García-Pelayo, hacia la mitad del siglo XX, cimientan formalmente el estudio del derecho constitucional de diversos Estados, ante la llamada crisis de legalidad que se experimenta en el mundo posteriormente a la segunda guerra mundial, donde la pluralidad de perspectivas hacen necesarios esfuerzos de contraste, coincidencia y comparación objetiva.

Importancia

• Funciona como la regulación jurídica suprema, de ella emanan todos los documentos, reglamentos y leyes suplementarios en una nación y es razón de ser de las diversas ramificaciones que un Estado es capaz de adquirir.

• Es repositorio y memoria de los principios y garantías que representan la ideología predominante de un Estado o nación y así mismo de la sociedad que la constituye.

• Así mismo, el análisis historiográfico de las subsecuentes constituciones de un país, así como las causas históricas que dan cabida a sus cambios, son objeto de estudio de diversas disciplinas y ciencias humanistas.

Donde se aplica

El derecho constitucional es materia de aplicación y funciones bajo la jurisprudencia nacional, internacional o específica de instituciones u organismos, ya bien supranacionales (como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos o la Corte Internacional de Justicia) o nacionales, como los tribunales supremos de justicia.

✤ Se aplica ante la designación de funciones y alcances de toda figura gobernante o funcionario público con atribuciones conferidas por la ley, ante la cual, dichas figuras responden, también de manera procesal o penal, en el caso del incumplimiento de la normatividad.

✤ El derecho constitucional se aplica ante la garantía de que todo ciudadano deberá ser juzgado solo por tribunales establecidos por la ley, tendrá derecho al voto, a la vida, a la salud, a la propiedad y a la educación, entre otros; y la violación de tales garantías, desencadenará una respuesta procesal y penal.

Estado constitucional del derecho

Puede hablarse de un estado constitucional de derecho, toda vez que la sociedad se encuentre regida por la Constitución y las leyes que de ella emanan; así como los tribunales, funcionarios y gobernantes.

Si se respeta el principio de legalidad; administración y jurisprudencia en la interpretación y aplicación de la ley constitucional, el Estado actuará como garante de las libertades y derechos civiles, y la nación en cuestión tendrá estado de derecho.

Principios doctrinales

La protección del Estado de derecho y las leyes fundamentales del hombre. Es a partir del documento rector que limita el poder jurídico del estado que se postulan dentro del mismo los derechos y obligaciones de los ciudadanos de una nación.

División y autonomía de los poderes públicos. El derecho constitucional y el documento constituyente en vigencia, delimitan los alcances, jurisprudencia y jerarquía de los órganos del estado en reciprocidad.

Soberanía nacional de los Estados. Es a partir de la supremacía jurídica, que una entidad abstracta tal y como lo es el Estado, puede vincularse a la patria, un territorio y brincar pertenencia a los ciudadanos que lo habitan; define también la capacidad del Estado para imponer la decisión democrática de sus ciudadanos.

Derechos fundamentales. Se trata de los derechos y libertades garantizados por el Estado en función de la humanidad de sus ciudadanos.

Estabilidad y rigidez constitucional. Busca la aplicación de la misma ley a lo largo de sucesivos gobiernos, sin la necesidad de modificar el documento, con la finalidad de asegurar la estabilidad de todas las estructuras que se apoyan en el mismo, así como la restricción de sus modificaciones sólo por mayorías cualificadas.

El concepto de derecho constitucional, responde a los cambios sociales y políticos sucedidos en la segunda mitad del siglo XX, parte de su delimitación teórica para fundamentar una identidad nacional y convertirse tanto en una fuerza reguladora del poder político del estado, como en garante de los derechos y libertades de sus ciudadanos.

Si quieres más información, puedes acceder a nuestra categoría de derecho publico.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Derecho Constitucional
Author Rating
51star1star1star1star1star