Si eres un abogado litigante, estarás de acuerdo conmigo que la narración legal es una de las principales destrezas que todo jurista debe dominar.

Pero aquí está la mejor parte:

Realicé una recopilación de varios estudios interesantes acerca de la importancia de narrar historias o Storytelling y me gustaría presentarte algunos fragmentos de los mismos.

  • Contar una historia cambia de una manera radical el modo en que funcionan nuestros cerebros.
  • Nuestros cerebros no están prestos para asimilar y retener los hechos durante mucho tiempo. Nuestros cerebros están enlazados para comprender y conservar historias.
  • Un estudio realizado en el área legal, establece que los jueces o los miembros del jurado rememoran hechos concretos cuando los acontecimientos se les muestran como narrativas.

Cada uno de estos estudios será ampliamente detallado durante el desarrollo del post, pero ya ves la importancia capital que tiene desarrollar esta habilidad.

¿Qué es la narración legal o Storytelling Legal?

La narración jurídica son formas innatas de entender y estructurar la experiencia humana; esto hace inherentemente persuasivo al abogado. Por lo tanto, es un método esencial de la práctica jurídica, la enseñanza y el pensamiento.

La narración legal es parte de las habilidades generales de la abogacía, tanto como el análisis jurídico, la lógica y la argumentación, es decir, la estructura de la historia y la narración son parte de todo eso. La historia y la lógica no entran en conflicto.

Todo lo que escriben los abogados, cada argumento que hacen, se remonta a un tema y fluye como una historia.


La narrativa jurídica puede parecer una opción para una profesión que básicamente está centrada en actividades tale como:

  • Redacción de un contrato
  • Proponer un reglamento
  • Escribir un testamento
  • Investigar jurisprudencias
  • Elaborar una disposición legislativa
  • Redactar un escrito y un largo etc.

¿Es necesario que un abogado desarrolle la habilidad de la narración jurídica?

Hoy en día, las facultades de derecho  han entendido la importancia de este aspecto, por lo que los profesores están enseñando la narración legal a los estudiantes de derecho de una manera más rigurosa.

Sin duda alguna, el Storytelling Legal  desempeña un papel primordial en la vida profesional del abogado, por lo tanto, me gustaría presentarte algunos estudios interesantes respecto al caso que nos ocupa:

Unos investigadores de la universidad de Washington en St. Louis estudiaron los niveles de activación cerebral mientras los participantes leían extractos de una historia narrativa “One Boy’s Day”, que narraba las actividades de un joven llamado Raymond.

El equipo de investigación encontró que los participantes lejos de consumir pasivamente la historia, los mismos vivían las experiencias junto al personaje principal o protagonista de la historia.

Por ello, los investigadores sugirieron que para comprender mejor una historia, basamos las actividades que estamos escuchando dentro de nuestras propias experiencias del mundo real.

Esta teoría se ve reforzada por el descubrimiento del llamado efecto “acoplamiento neural” patrones increíblemente similares de activación en los cerebros del narrador y el oyente, hallados en un estudio donde los participantes contaron anécdotas sin ensayos de sus propias vidas. El efecto desapareció, cuando la atención de los oyentes vagó o no pudieron entender los acontecimientos de la historia.

En términos simples, estos descubrimientos nos muestran la influencia que la narración puede tener. Una narrativa estructurada de una manera eficaz puede hacer que el oyente viva la experiencia de la anécdota o la historia que se le está contando.

Otro estudio presentado por la revista Psychology Today, descubrió que el hecho de contar o narrar una historia cambia drásticamente la forma en que funcionan nuestros cerebros. Cuando la gente oye palabras neutras como “silla” o “clave”, las partes de procesamiento del lenguaje del cerebro llamadas las áreas de Broca (sección del cerebro humano involucrada con la producción del lenguaje) y Wernicke (parte del cerebro humano situada en el lóbulo temporal izquierdo) se activan exclusivamente.

Sin embargo, cuando se le está contando una historia, las áreas de procesamiento del lenguaje del cerebro se activan junto con otras áreas sensoriales que se utilizan para experimentar la historia. En este caso, fue la corteza olfatoria primaria la que se iluminó al oír palabras asociadas con olor, como “perfume” y “café”.

En ese mismo tenor, Jennifer Aaker, profesora de marketing de la Escuela de Negocios de Stanford, hizo que cada uno de sus estudiantes diera un tono de 1 minuto.

Solo 1 de cada 10 estudiantes usó una historia dentro de su tono, mientras que los demás se aferraron a elementos de tono más tradicionales, como hechos y cifras. La profesora le pidió a la clase que anotara todo lo que recordaba sobre cada tono: el 5% de los estudiantes citó una estadística, pero un 63% recordó la historia.

¿Que nos indica esto?

Las investigaciones demuestran que nuestros cerebros no están preparados para entender la lógica o retener los hechos durante mucho tiempo. Nuestros cerebros están conectados para entender y retener historias.

Y por ultimo,  estudios realizados en el aspecto legal, confirman que los jueces o los miembros del jurado recuerdan hechos más específicos cuando los casos se les presentan como narrativas más que simplemente como cuestiones. Las narrativas ayudan a los jueces a crear una imagen coherente y luego combinan estos hechos con las cuestiones jurídicas.

Estos estudios son una clara señal de que los abogados deben central todos sus esfuerzos por desarrollar esta destreza.

¿Cómo funciona el Storytelling Legal?

Como profesionales o eruditos legales, siempre estamos inmersos en aprender sobre historias legales, construir historias legales y luego decirlas.

Nos estamos contando historias sobre lo que pasó para ayudarnos a entender el resultado de las decisiones judiciales. Cuando nos remiten a precedentes, pero distinguimos los elementos de un asunto que tenemos ante nosotros, estamos examinando todos los detalles de una historia anterior y comparándolos con los actuales. Estamos usando la historia para entender la ley.

Usamos las historias para ayudarnos a recordar la ley o los hechos en un asunto; utilizamos historias para fomentar la comprensión de temas complicados como la ciencia o las infracciones de patentes; utilizamos historias para enseñar a los clientes que necesitan ser educados y persuadir a jueces que necesitan ser persuadidos.

Recomendaciones para una narración legal eficaz

#1 Aprenda los fundamentos de una narración eficaz en el juicio. Hay un arte para contar historias en el juicio. Si empieza una historia estableciendo que “una vez en un tiempo, es infinitamente menos probable que sea eficaz en el juicio. En su lugar, pensar en experiencias comunes, como ver un programa de televisión o un partido de béisbol o presenciar un accidente; Cuente su historia al tribunal como le contaría la historia del evento que vio a un colega o un amigo. No te pierdas en un montón de hechos secundarios; Explicar lo que pasó en el lenguaje común.

#2 La organización cronológica es generalmente eficaz porque las personas tienen un tiempo más fácil siguiendo una narración lineal o cronológica. Piense en ello:

Si le estaba diciendo a su amigo acerca de un juego perfecto de béisbol y comenzó su historia con el primer lanzamiento, saltó a la séptima entrada, rebobinando a la cuarta entrada, insertó una tangente sobre el vendedor de hot-dog que conoció en la sexta entrada, y concluyó con el cierre de la novena entrada, su amigo no solo tendría dificultades para seguir, él o ella no puede sintonizarse. Así como usted no querría perder el interés de su amigo, contar una historia linealmente ayuda a asegurar la receptividad del tribunal.

#3 Cuando le digas tu historia al tribunal, no les digas lo que vas a decirles, por ejemplo, “aquí hay un montón de cosas que voy a decirte, “Usted no introdujo una historia sobre un programa de televisión a su amigo con tal asesoramiento, así que no lo hagas al tribunal. Solo cuente la historia. Esto no quiere decir que en la apertura de un juicio no debe incluir las frases “los hechos mostrarán o el testigo X testificará sobre tal cosa, de hecho, tales frases son útiles para señalar al tribunal hechos clave o testigos que deben buscar durante el juicio.

#4 Alcance el punto rápidamente. Destacados guionistas de televisión han demostrado a través de varios programas de televisión con temas legales que una declaración de apertura efectiva puede durar 10 minutos o menos. Considere junto con este hecho que en la última década, el promedio de atención de los adultos ha disminuido de 12 minutos a 5 minutos, según Social Times.

Por lo que haciendo reminiscencia de una de las frases más célebres del ilustre italiano Piero Calamendrei.

No olvidéis que la brevedad y la claridad son las dos condiciones que más aprecia el juez en el discurso del abogado.  Y si no consigo ser al mismo tiempo breve y claro, ¿cuál de las dos condiciones debo sacrificar a fin de molestar menos al juez? Inútil la claridad si el  juez, vencido por la prolijidad, se duerme; decídete más bien por la brevedad, aunque sea oscura; cuando un abogado habla poco, el juez, aunque no comprenda lo que dice, comprende que tiene razón

Para complementar este post, me gustaría compartir contigo este extraordinario vídeo de BiiALab presentado por Miguel Figueroa. El autor proporciona herramientas y técnicas interesantes que te permitirá ser un expositor más efectivo.


Si quieres más ideas poderosas para emplearlas en tus presentaciones o técnicas de litigación, encontré este interesante Curso Online “Storytelling en tus presentaciones” en Udemy.com; el mismo es de pago, pero es muy práctico y el instructor tiene una vasta experiencia en el área de psicología, especialmente en la programación neurolingüística (PNL).

Puedes dar clic en el enlace que te voy a proporcionar a continuación,  para que te informes de una manera más detallada del programa del curso y la metodología de enseñanza que utiliza el docente.   

======> Ir al Curso


icon

Conclusión

La narración legal, en síntesis, debe resultar:

1. Ajustada a lo acaecido de manera objetiva;

2. Completa en la enumeración de los sujetos intervinientes, los hechos ocurridos, y circunstancias;

3. Clara y comprensible, teniendo muy especialmente en cuenta el registro empleado para que resulte equilibrado en el marco de los posibles destinatarios;

4. Ordenada de manera lógica;

5. Concisa.

Es probable que la narración jurídica que se aparte de todas o de la mayoría de estas características resulte difícilmente comprensible e impida realizar una reconstrucción mental ajustada a lo que haya podido ocurrir. Esto supondrá un problema de interpretación de los acontecimientos que puede derivar en toma de decisiones incorrectas para el caso.

Aunque los problemas narrativos en el mundo del derecho persisten tanto como las herencias de una educación con déficits narrativos en etapas anteriores, la solución es sencilla y solo requiere de voluntad y el tiempo necesario para dedicar a una narrativa especial, la jurídica, que merece esa claridad y ese orden para comunicar con mayor efectividad.

¿Es un aspecto importante la narrativa jurídica en la vida profesional del abogado? dame tu opinión en la sección de comentarios y comparte el post en las redes sociales.

Referencias

===>Science of storytelling: why and how to use it in your marketing

===>PDF: LEGAL STORYTELLING

===>Rutgers Today

===>Declaraciones de apertura: Consejos para la efectividad en 15 minutos o menos

===>La claridad y el orden en la narración del discurso jurídico